informática forense

Hoy, toda la información de una persona se encuentra en su teléfono móvil, mucha más de la que podríamos pensar. Lo obvio es que estén allí correos, chats, fotografías, mensajes, calendarios, búsquedas por internet, archivos, videos, música, notas, grabaciones de voz, navegaciones en la web y llamadas, pero, además, el teléfono de forma pasiva guarda, por ejemplo, ubicaciones de GPS, es decir donde está o ha estado el aparato, conexiones a redes de wifi y su ubicación geográfica, entre otros.

Ahora bien, la tecnología en informática forense ha avanzado mucho, al punto de que un laboratorio con equipo y personal calificado como el de Adalid logra que, después de borrado e, incluso, formateado un teléfono móvil, se pueda recuperar toda la información que se almacenó en algún momento, es decir, piense en esos chats que borró y que no quiere ver de nuevo jamás o en esas fotografías que no debió tomar o que borró rectificando que en ningún lugar del aparato quedarán. Todo esto y mucho más puede extraerse de forma íntegra, para ser presentado en cualquier momento a un juez o a una autoridad administrativa.

Respecto a qué es recuperable existen varios mitos tecnológicos, como que hay aplicaciones que borran mensajes y no podrían recuperase, como en Snapchat o Instagram. Esto no es cierto. En realidad, los únicos sistemas que no se podrían ver en la recuperación son aquellos que viajan cifrados, como Treema o signal, que aunque se recuperen del teléfono, no podrían verse. Whatsapp o imessage son sistemas que efectivamente viajan cifrados, pero se pueden recuperar visibles y trazables en un laboratorio, porque la máquina los descifra para que el usuario los pueda ver.

Leer más…

Write a comment:

*

Your email address will not be published.

2015 © Copyright - Adalid Corp.

Llámenos +(57) 743 2015

× WhatsApp