cotejo de voz

La acústica forense es una parte de la criminalística que engloba la aplicación de técnicas desarrolladas por la ingeniería acústica para el esclarecimiento de los delitos y la averiguación de la identidad de quienes los cometen. No existe más límite, en la selección y uso de esas técnicas, que el impuesto por la casuística pericial.

En esta ciencia intervienen diversas materias, como la acústica, la fonética, la lingüística, la ingeniería, electrónica, medicina, medios de comunicación, matemáticas, etc., lo que lo hacen verdaderamente compleja.

Actualmente las técnicas de la acústica forense, en la mayoría de los casos, han estado relacionadas con “identificación de voz”, que no es más que una técnica que toma un indicio (puede ser una grabación de voz, sonidos, etc.) también llamado material dubitable, que es comparado en un laboratorio con otro material, indubitable, a fin de hacer un análisis para determinar si el sonido es auténtico.

Las muestras indubitadas son las que nadie cuestiona, y las dubitadas en que se mantiene alguna duda, aunque sea parcial, sobre su autenticidad, integridad, fecha formato, identidad de alguno de los hablantes, o sobre su legalidad. Cualquier persona que haya sido grabada, con o sin su consentimiento, puede pedir lo que denominamos HABEAS AUDIO de su propia voz, de manera que si quien le grabó hace un uso de la grabación por la que el grabado se sienta perjudicado, se podrá exigir una copia íntegra de la grabación.

Cuando un juez solicita que un perito examine si una grabación puede ser calificada de auténtica, debe preguntarse por:

  • Indicios de originalidad.
  • Precisión.
  • Integridad.
  • Ausencia de alteraciones inexplicables, entendiendo por tales las manipulaciones o los fenómenos cuya explicación escape al control técnico

Hace muchos años que los expertos forenses están convencidos de que no es posible conseguir la certeza absoluta a la hora de abordar de forma objetiva un examen de autentificación de grabaciones.

La acústica forense es ya una disciplina de la criminalística que ha alcanzado un grado de madurez científica suficiente como para considerarla imprescindible en todo laboratorio especializado. La casuística pericial obliga, a los integrantes de esos laboratorios, a tener amplios conocimientos de fonética, tecnología del sonido y del habla en particular, patologías del habla y procesado de señal.

Debido al constante y creciente desarrollo tecnológico en acústica aplicada, los avances en cada una de las áreas como reconocimiento de locutores por la voz, limpieza de grabaciones, autentificaciones de grabaciones o medidas acústicas relacionadas con el ruido, por ejemplo, obligan a los peritos a tener una necesidad imperiosa de actualizar sus conocimientos y a fomentar la investigación criminalística.

También se ha constatado la importancia, cada vez mayor, de incorporar técnicas de inferencia estadística en la formulación de conclusiones periciales, especialmente los relacionados con identificación de personas por la voz y en autentificación de grabaciones.

Por último, dado que la criminalística tiene una perspectiva propia a la hora de emplear la tecnología y los conocimientos científicos, y su incidencia social es cada vez más relevante y frecuente, se vislumbra un futuro en el que será necesario dar vida a proyectos como la creación de centros específicos de formación criminalística o de titulaciones especiales.

Write a comment:

*

Your email address will not be published.

2015 © Copyright - Adalid Corp.

Llámenos +(57) 743 2015

× WhatsApp