Después de un tortuoso secuestro en abril de 2002, el exdiputado del Valle Sigifredo López, ha querido regresar en varias oportunidades a la política colombiana sin éxito.

Su historia, muy debatida en medios, ha servido como “caso de éxito” de nuestro laboratorio forense, luego de que pudimos demostrar con pruebas técnicas-avaladas por un juzgado-que las acusaciones en contra de nuestro cliente eran falsas y que la llamada “prueba reina” que la Fiscalía tenía en contra del acusado (video), primero fue entregada de manera extemporánea (después de su captura) y segundo no se le aplicaron las pruebas acústicas y morfológicas pertinentes.

Adalid analizó el video con un enfoque acústico, en el que se comparan técnicamente las voces desde el punto de vista biométrico y los metadatos. Adicionalmente, se realizaron pruebas cromáticas del video, además de un análisis de los aspectos tonales para identificar medidas y colores, de esta manera sacar rasgos físicos no solo la morfología de la cara, sino de las manos y los brazos.

 

Así transcurrieron los hechos:

Abril 2002

Guerrilleros de las FARC secuestran a 12 diputados del Valle en pleno centro de Cali. Durante el hecho los guerrilleros asesinaron al policía Carlos Alberto Cendales.

Junio 2007

11 de los doce diputados en cautiverio fueron asesinados en Nariño. La Cruz Roja posteriormente exhumaría sus cuerpos.

Septiembre 2007

Un ex miembro de las Farc, Reynaldo “Cabezón” Valencia acusa al único sobreviviente, Sigifredo López, como facilitador del plagio.

Febrero 2009

López es liberado.

Marzo 2010

López presenta su nombre como aspirante al Senado y por 800 votos no lo consigue.

Abril 2011

Se abre una indagación preliminar contra López supuestamente por recibir apoyo de grupos ilegales durante su campaña.

Agosto 2011

Alias el Cabezón se retracta de su denuncia y poco después Sigifredo vuelve a intentar una candidatura, esta vez en la Alcaldía de Cali.

Mayo 2012

Un fiscal de Derechos Humanos ordena la captura contra López para que rinda indagatoria por los delitos de homicidio agravado, perfidia, toma de rehenes y rebelión. Fue recluido en uno de los calabozos de la Fiscalía en la capital de la República y pasó varios meses tras las rejas a la espera de una prueba acusatoria. Esta nunca llegó y Eduardo Montealegre, quien era en ese entonces fiscal general, tuvo que ordenar su libertad y pedir perdón por el error.

El mismo López radicó una demanda en la Procuraduría Delegada para la Conciliación y Vigilancia Administrativa y argumentó haber sido víctima de toda “la divulgación mediática de un error del ente investigador”, por lo que su familia se vio “afectada gravemente en el desarrollo de su vida cotidiana expuesta a los señalamientos de la población”.

“Son 7’132.000 titulares que mereció la noticia de la captura, mientras que la noticia de petición de perdón del fiscal general solamente mereció 420.000 titulares. Muchas personas todavía creen que yo no he salido del problema”, se lee en el documento de la demanda que solicitó el acusado buscando una indenmización. El Tribunal Administrativo de Cundinamarca falló a favor del exdiputado, quien recibió más de 600 millones de pesos por los perjuicios ocasionados.

Para más información puede consultar estos links:

https://www.youtube.com/watch?v=KQ2eGQnsxak

https://www.youtube.com/watch?v=RIIoqGhtqXA&feature=youtu.be

https://www.youtube.com/watch?v=Jftweb4QRmo&feature=youtu.be

http://www.elpais.com.co/judicial/abogado-de-sigifredo-lopez-acusa-a-la-fiscalia-de-falta-de-lealtad-procesal.html

http://www.elpais.com.co/colombia/nacion-debe-pagar-millonaria-indemnizacion-a-sigifredo-lopez-por-injusta-captura.html